Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Warning: mysql_query(): Access denied for user 'futusa'@'localhost' (using password: NO) in /home/futusa/public_html/wp-content/themes/Lucid/single.php on line 8

Warning: mysql_query(): A link to the server could not be established in /home/futusa/public_html/wp-content/themes/Lucid/single.php on line 8

Posted on 20 Feb, 2017 in Impuestos en USA, Noticias | 0 comentarios

Los impuestos y el sueño americano

Los impuestos y el sueño americano

A propósito del inicio de la campaña de impuesto conversamos con Liliam Brito, directora de America Enterprises USA, quien nos cuenta de su trayectoria y nos habla de las obligaciones de empleadores y empleados con la declaración de impuestos.

Liliam llegó a Estados Unidos a los 27 años tras graduarse como Ingeniera Informática en Cuba. Sus primeros años, como cualquier inmigrante, fueron muy duros, desempeñó todo tipo de trabajos y ahora dirige una prestigiosa compañía de impuestos.

“Tuve que trabajar muchas horas en lo que iba apareciendo. Mi primer empleo fue de telemarketing para una escuela de Inglés. Llamaba a cientos de personas al día para venderles una matrícula. Ganaba muy poco y entonces encontré empleo en Estrella Insurance y los fines de semana hacía un “part time” actuando como payasita en las fiestas infantiles.

Fue una época muy difícil, yo estaba sola con mi padre, que era médico interno en Cuba pero aquí trabajaba de cualquier cosa. Teníamos que ganar dinero para traer a mi madre y a mi hermana, ambas médicos de profesión. Buscaba el tiempo para ayudar a mi padre a limpiar los baños de un gimnasio en Miami Spring, recuerda con dolor.

Nunca dejamos de soñar y superarnos. Trabajando me saqué las licencias de Notario Público, de Agente Inmobiliario, de Contador, de Agente de Préstamos, de Agente preparadora de Impuestos. Fui empleada en varias compañías relacionadas con préstamos y preparación de impuestos. Así encontré el camino que me condujo a abrir mi propia compañía en la que llevo ya 16 años.

Al principio sufría porque apenas tenía clientes. Pero ser muy profesional y honesta en mi trabajo me ha convertido en una gran referencia en este mercado. Gracias a Dios, hoy no paramos de trabajar y sobre todo durante la campaña de impuestos. Cuando miro hacia atrás me siento muy orgullosa de lo que hemos logrado con gran esfuerzo y trabajo.

Después de 16 años dedicada a la declaración de impuestos, la experiencia me dice que muchos contribuyentes latinos desconocen los mecanismos de tributación en USA. Conozco casos que crean una compañía y sin comprender sus obligaciones como empleadores de cara al IRS. Por eso aprovecho esta oportunidad que me da DLA, para de forma sencilla explicar a través de las nóminas las obligaciones de los empleados y de los empleadores para realizar la declaración de impuestos sobre la renta.

Las nóminas de los trabajadores tienen tres reducciones fundamentales: El descuento federal sobre la renta, el descuento de la seguridad social y el descuento del seguro médico del estado (Medicare).

Cada año los empleadores tienen que emitir a sus trabajadores y al IRS el formulario W-2 donde señalan los descuentos federales, los descuentos de la seguridad social y del Medicare realizados a sus empleados en dependencia de las horas que trabajaron, las horas extras (“overtime”), los bonos, el seguro médico y la cantidad de empleados que tenga en la compañía.

El descuento federal depende del estatus del declarante y la cantidad de personas que tenga bajo su cargo. Cuando los trabajadores son dados de alta en un empleo, rellenan el formulario IRS W-4 donde revelan su estado civil y el número de personas que dependen de él. Los empleadores, guiándose por esa declaración y por una tabla de impuestos, retienen el porcentaje del salario correspondiente al estatus del empleado. La pregunta que siempre me hacen es: cuánto me van a retener. La respuesta que siempre doy es: depende. Y soy más concreta, los descuento federales van desde un máximo de un 12.5% del ingreso bruto hasta un mínimo de 0%.

En el año 2016 el descuento para la seguridad social ha sido de 6,2% hasta un ingreso de 127.200 dólares anuales. Es decir, si un empleado ganó 500.000 dólares, su descuento para la seguridad social será el 6,2% de 127.200 dólares, no más porque por ley lo ha limitado. Este impuesto se recolecta bajo la autoridad de la Ley Federal de Seguros de Contribuciones para financiar iniciativas de la seguridad social tales como programas de jubilación e invalidez.

El Medicare es el otro descuento importante de la nómina que es el 1,45% del total de los ingresos del trabajador. Este tributo se utiliza para financiar los servicios médicos y de seguros hospitalarios federales y estatales.

La ley obliga al empleador, so pena de multa, a reportar al IRS los descuentos de sus empleados a través del formulario 941. El empleador debe pagar al IRS cada tres meses tales descuentos. Por ejemplo, si una compañía tiene 10 empleados y los descuentos federales suman 2000 dólares en tres meses, el empleador debe pagar 2000 dólares a IRS y reportarlo a través del formulario 941.

Por su parte, los “freelance” o subcontratados muchas veces reciben de sus empleadores cheques sin descuentos. El empleador que contrate estos servicios, por ley, tiene hasta el último día de febrero para enviar al empleado que ha recibido estos cheques sin descuentos el formulario 1099-MISC y especificar en la casilla 7 que no ha habido compensación al trabajador. El empleado entonces pagará de su bolsillo los descuentos federales, la seguridad social y el Medicare.

Al final de cada año y antes del 31 de enero, los contribuyentes que tienen descuentos federales van a recibir los siguientes formularios: el W-2 de parte de su empleador, el formulario 1095 (A, B, o C) del seguro médico y el formulario 1098 (sobre el gasto relacionado con el pago de hipotecas o préstamos de estudiantes) de su banco. Antes del 18 de Abril, el trabajador contribuyente debe presentarse en su oficina de preparación de impuestos con estos documentos para hacer su declaración de la renta.

Existe la posibilidad de que no tenga tiempo para presentar la declaración en el período dado por la ley, en ese caso, el contribuyente deberá solicitar una extensión hasta el 15 octubre de este mismo año. Pero esa extensión deberá solicitarla dentro del período de declaración de impuesto.

Mi recomendación es que declaren sus impuestos a tiempo y que busquen empresas con experiencia o personas con conocimientos sobre la materia para evitar errores.

Pienso que es magnífico pagar impuestos, es una forma de contribuir a la sociedad. Esos cursos que yo pasé cuando llegué a este país que me permiten el estatus que ahora ostento fueron subvencionados con dinero federal proveniente de los impuestos.

Mi mayor orgullo es ver a esos contribuyentes que se acercaron a mi oficina hace diez años con unas nóminas de 15.000 dólares y ahora les hago los impuestos de sus compañías donde facturan más de 700.000 dólares al año. Y me atrevo a decir que una de las claves para vivir el sueño americano es no evadir el pago de los impuestos”.

Lea la noticia completa en Diario las Américas
Please follow and like us:



Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Le gusta la página? Compártala...