Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Warning: mysql_query(): Access denied for user 'futusa'@'localhost' (using password: NO) in /home/futusa/public_html/wp-content/themes/Lucid/single.php on line 8

Warning: mysql_query(): A link to the server could not be established in /home/futusa/public_html/wp-content/themes/Lucid/single.php on line 8

Posted on 18 Apr, 2015 in Comprar Auto nuevo en USA, Leasing de auto en USA | 0 comentarios

¿Lease o Compra? ¿Cuál financiamiento te conviene?

¿Lease o Compra? ¿Cuál financiamiento te conviene?

La mayoría de personas no cuentan con los fondos suficientes para comprar un auto al contado, por ello deben decidirse por algún método de financiamiento. Muchos eligen un préstamo tradicional, mientras que otros prefieren el “leasing” o “arrendamiento”. Veamos cuál método de financiamiento tiene mayor sentido para usted.

Ventajas del Lease o arrendamiento de un auto

El “lease” es similar al financiamiento tradicional de un auto, pero mantiene algunas diferencias clave. Con el arrendamiento usted puede conseguir un auto de mayor valor por un precio inferior al del mercado. Mientras que el financiamiento tradicional de un auto se calcula sobre el precio total del vehículo, el “lease” lo hace sobre un porcentaje del mismo. Por ejemplo, para adquirir un vehículo de $50,000 a través del préstamo, uno tiene que financiar la totalidad del valor. A través de un “lease”, uno solo paga por la diferencia entre el precio total del vehículo y su valor esperado al final del arrendamiento (valor residual). Si el valor residual del auto es 60% al final de tres años, por ejemplo, el auto valdrá $30,000 al término del “lease”. Usted tendrá que realizar los pagos mensuales solo por el remanente de $20,000 y no por los $50,000.

El “lease” puede ser más adecuado si usted solo tiene una pequeña cantidad de dinero para la cuota inicial. En muchos arrendamientos los pagos iniciales son negociables y varían desde $0 hasta algunos miles de dólares. Muchas promociones resaltan pagos mensuales muy bajos, pero olvidan mencionar que para ello requieren significativas cuotas iniciales. Si usted desea o necesita realizar pagos mensuales bajos, recuerde que deberá pagar una cuota inicial significativa (relación inversa).

Muchos de los arrendamientos duran aproximadamente 3 años, el cual es el periodo típico de duración de las garantías de fábrica para autos nuevos. Esto significa que estará cubierto por la garantía por reparaciones durante el periodo del “lease”. Cabe destacar que usted seguirá siendo responsable por el mantenimiento del auto, incluyendo cambios de aceite, rotación de neumáticos y otros servicios recomendados por el fabricante.

Si el equipamiento tecnológico de última generación es importante para usted, el arrendamiento puede ser su mejor opción. Ya que usted rentará un auto nuevo por pocos años, cada vez que renueve el “lease”, usted recibirá un vehículo con lo último en tecnología y seguridad.

Otro punto para tener en cuenta es que con un auto arrendado, uno no debe preocuparse por conseguir el mejor precio posible para venderlo o usarlo como parte de pago. Cuando el “lease” finaliza, uno simplemente debe entregar el vehículo.

Desventajas del Lease o arrendamiento de un auto

La principal desventaja del arrendamiento es la limitación sobre la distancia que el vehículo debe recorrer. Normalmente las restricciones varían entre 9,000, 12,000 y 15,000 millas por año. Antes de tomar una decisión, usted debe estimar la cantidad de millas que recorrerá por año para poder acordarlas en el contrato. Si al final de arrendamiento sobrepasa el límite acordado, usted será responsable por el pago de un monto pre-acordado por milla adicional y estos sobre cargos podrían llegar a ser considerables.

Con un auto arrendado usted solo tendrá permitido realizar modificaciones menores que deberán ser revertidas al final del periodo. Le recomendamos leer cuidadosamente el contrato antes de firmarlo.

Otra de las grandes desventajas es que usted solo estará rentando el auto y pagará intereses por el financiamiento de un vehículo que no será suyo. Es decir, no estará acumulando patrimonio. Esto se traduce en que al final del periodo usted deberá comprar un auto asumiendo nuevos pagos o comprometerse con un préstamo para comprar el mismo auto que estuvo arrendando.

Otro de los puntos importantes para tener en mente antes de considerar un “lease” es que solo compradores con buena historia de crédito (Credit Score) califican. Si su puntaje de crédito no es perfecto, quizás deba considerar esperar un poco y mejorarlo antes de aplicar para un “lease”.

Ventajas de comprar un auto

Si a usted le gusta mantener un auto por largos periodos de tiempo, la compra puede ser su mejor opción. Cuando usted compra, usted es el dueño del vehículo cuando el préstamo ha sido completamente amortizado. Hasta que la deuda no ha sido completamente pagada, el prestatario es el propietario legal del vehículo. A medida que continua realizando los pagos, usted va a acumulando patrimonio. Cuando termina de saldar la deuda, el auto pasa a ser suyo y puede olvidarse de los dolorosos pagos mensuales. Este es otro de los grandes beneficios, ya que al no tener que realizar dichos pagos podrá ahorrar el dinero.

Otra de las grandes ventajas de adquirir un auto es que no existen restricciones sobre las millas recorridas por año. Si usted conduce mucho cada año, quizás la compra de un auto sea su mejor opción.

Desventajas de comprar un auto

Cuando usted compra un auto, está tomando un riesgo sobre su valor de reventa. Es difícil determinar el valor del vehículo para cuando esté listo para venderlo o entregarlo como parte de pago. Con el arrendamiento, dicho valor es pre-acordado al momento de firmar el contrato. Si el valor del auto es menor al acordado al final del periodo… no es su problema. Por otro lado, si usted tiene un préstamo sobre un auto y el valor de dicho auto es menor al préstamo, usted tiene un patrimonio negativo. Este es un problema solo si tiene planeado venderlo o utilizarlo como parte de pago, ya que tendrá que pagar la diferencia entre el precio por el que se venda y la cantidad de dinero que aún se adeuda.

Otra de las grandes desventajas de comprar un auto es que normalmente se requiere una cuota inicial sustancial. Muchos de los prestamistas requieren entre 10% y 20% de cuota inicial para proceder con el préstamo para comprar un auto. Por ejemplo, para un vehículo de $50,000 la cuota inicial deberá ser entre $5,000 y $10,000.

Otro de los factores que debe considerar si está evaluando la posibilidad de comprar un auto, es que deberá prolongar el periodo de pagos si es que desea reducir la cantidad a pagar mensualmente. Los periodos de préstamos para autos pueden durar entre cinco, seis y siete años. A mayor tiempo de vida de un préstamo, mayor la cantidad de impuestos que deberá pagar. Esto conlleva a un precio total mayor frente al que sería si es que el periodo fuese más corto.

A mayor cuota inicial, menores pagos mensuales. El reto para muchos se encuentra en conseguir una cuota inicial lo suficientemente grande que resulte en pagos que se ajusten a su presupuesto mensual.

Conclusiones

En resumen, cuando se trata de decidir entre compra o arrendar, no existe una respuesta correcta para todos. Considere su presupuesto, necesidades de conducción, estilo de vida e historia de crédito antes de decidir entre un “lease” y comprar. De lo que no cabe duda es que existen prestamistas especializados en autos que pueden ofrecerte el tipo de financiamiento que se ajuste a sus condiciones.

Lea la noticia completa en Univision
Please follow and like us:



Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Le gusta la página? Compártala...