Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on 22 Sep, 2014 in Preguntas Frecuentes, Seguro Social en USA | 0 comentarios

La Seguridad Social en USA

La Seguridad Social en USA

El sistema de seguridad social en USA beneficia a los ancianos, a los familiares de los fallecidos y a los discapacitados. Incluye además varios programas asistenciales y de salud. Casi todas las categorías de residentes en USA poseen un número de registro en el sistema de seguridad social. Éste es requerido para las diversas acciones y trámites legales a realizar, desde conseguir empleo hasta abrir una cuenta bancaria.

El financiamiento del sistema se cubre con los impuestos sobre las nóminas salariales, recaudados por el Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés). Este efectivo se deposita en los fondos federales fiduciarios del seguro social. El órgano rector de estos fondos y del sistema en general es la Administración de la Seguridad Social (SSA por sus siglas en inglés). En el 2013, el total de egresos por concepto de la seguridad social ascendió a $1,3 billones, lo que equivale a un 8.4% del PNB y al 37% de los gastos federales.

Los impuestos pagados por empleados y empleadores durante los años de servicio engrosan un fondo fiduciario, del cual se usa aproximadamente el 85% para retribuir a los trabajadores actualmente retirados y a los familiares de los fallecidos; y el 15% se destina a los discapacitados. Un impuesto independiente se recauda para el Medicare: de ese fondo se financia la cobertura médica de los retirados y de los discapacitados.

Los programas de la SSA cubren al 96% de los trabajadores. Para la mayoría de ellos, la transferencia desde los fondos sociales es una parte importante de las cuentas para la jubilación. Luego, el cálculo de lo que se puede recibir al jubilarse es un elemento básico a considerar para planificar la vida en la tercera edad. Las personas que percibieron ingresos y pagaron sus impuestos ganan los créditos establecidos para obtener los beneficios correspondientes. En un año laboral se pueden obtener hasta cuatro créditos por cada $1200 de ganancias. Por tanto, el tiempo mínimo de servicios requerido para la jubilación es de diez años.

El valor de la pensión a recibir depende de las ganancias obtenidas durante la carrera laboral y de la edad al acogerse al retiro. La mínima es de 62 años, pero entonces no se percibe el máximo de beneficios. La llamada “edad de jubilación completa” oscila entre los 65 y los 67 años, según la fecha de nacimiento. A partir de esa edad, la base de cálculo se incrementa anualmente, hasta los 70 años, y después se mantiene estable.

Debido a ello, el cálculo del momento óptimo para jubilarse y la estimación de las diversas opciones que se ofrecen a los retirados, requieren un planeamiento a largo plazo que reviste cierta complejidad. Hay herramientas disponibles on-line para realizar una planificación acertada.

Please follow and like us:



Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Le gusta la página? Compártala...