Banco para inmigrantes ayuda a recién llegados a USA a integrarse al mundo financiero

0
80

En Estados Unidos, 63 millones de adultos y el 25% de los hogares no tienen acceso total a un banco, según un informe de la FDIC de 2017.

Y, de acuerdo con la misma agencia, cerca del 51% de los no ciudadanos nacidos en el extranjero no tienen acceso a los bancos o lo tienen muy limitado, lo que significa que no están usando todo el servicio de la industria bancaria.

Los inmigrantes a menudo se enfrentan a barreras logísticas para abrir cuentas bancarias, porque pueden no tener los documentos específicos que muchos bancos requieren, ya que la identificación del gobierno puede variar mucho de un país a otro.

Pero la cuestión más importante es el conocimiento del contexto: no tener una guía cultural específica que los guíe a través de un proceso que puede diferir sustancialmente de su país de origen. Muchos simplemente rehúyen incluso entrar en un banco.

Tribulación para inmigrantes

A principios de la década de 2000, el sueco Magnus Larsson pasó un año y medio en los EE.UU., estudiando en Miami y enseñando sueco en Minnesota.

Durante su estadía, le resultó más difícil de lo que pensó realizar tareas simples de adaptación, como abrir una cuenta bancaria. No tenía claro, por ejemplo, cuál era la diferencia entre una cuenta corriente y una de ahorro. La burocracia era agotadora. Empezó a confiar en una red de compañeros suecos, que habían estado allí y lo habían hecho.

Si “un blanco de un país privilegiado” tenía tantos problemas, dice Larsson, odiaba pensar en las tribulaciones que otros inmigrantes estaban pasando.

Esa experiencia impulsó a Larsson hacia su misión de “servir a las comunidades de inmigrantes con servicios justos y transparentes“, especialmente a aquellos de culturas muy diferentes a la estadounidense.

Ahora es el cofundador y director general de un servicio bancario llamado Majority, que se lanzó en beta en octubre de 2018, y en plena capacidad desde este febrero, para  proveer a los inmigrantes en los EE.UU. las herramientas financieras necesarias para tener un comienzo positivo en un nuevo país, especialmente en un momento en el cual gran parte del gobierno, y de los medios de comunicación, están haciendo un flaco favor a las poblaciones de inmigrantes.

“Las personas que viajan a otros países son las más ambiciosas del mundo”, dice Larsson. “Sólo tenemos la ambición de convertirnos en una plataforma para que la gente prospere y tenga éxito“.

Servicio bancario…¡Diferente!

Majority ofrece un servicio bancario por suscripción, sólo digital, por 5 dólares al mes, que ofrece todo lo que un banco tradicional hace, incluyendo depósitos y realización de pagos y transferencias. No tiene requisitos de saldo mínimo ni comisiones por sobregiro, que a menudo son un obstáculo para los recién llegados. Se ha asociado con el Sutton Bank, con sede en Ohio, que permite el acceso a 55.000 cajeros automáticos en todo el país.

También está construyendo un portal de orientación cultural para los usuarios. Esta característica de “Comunidad” será una sección en la aplicación y el sitio web, que contendrá información y recursos útiles sobre visados, permisos de trabajo, Seguridad Social, impuestos, seguro médico, educación, cuestiones bancarias como préstamos y créditos, y cómo los inmigrantes deben navegar específicamente por la elegibilidad y la recepción de cheques de estímulo.

Es todo parte de la misión de proporcionar herramientas y recursos equitativos para los recién llegados que muchos estadounidenses ya tienen para empezar.

Documentación mínima

Los usuarios Majority necesitan mostrar sólo una documentación mínima, incluyendo una forma de identificación y un ITIN – un número de identificación de contribuyente individual, disponible en el IRS para aquellos que no tienen un número de seguro social.

En febrero, justo antes de la aparición generalizada del coronavirus, la aplicación tenía 20.000 usuarios registrados que pueden acceder a las funciones de la comunidad, 5.000 de los cuales habían depositado dinero en una cuenta.

Embajadores de marca

Dado que el objetivo es ofrecer ayuda personalizada para una comunidad diversa, en la que todos tienen diferentes experiencias como inmigrantes, la mayoría está trabajando en estrecha colaboración con grupos específicos de inmigrantes, empezando por los nigeriano-americanos en Houston y los cubano-americanos en Miami. 

Dentro de esas dos comunidades, los nuevos usuarios pueden obtener orientación cultural de los “embajadores de marca” nigeriano-estadounidenses y cubano-estadounidenses que han pasado por los procesos en sí mismos, y así pueden aportar ese importantísimo conocimiento contextual y cultural.

La empresa también se ha establecido en puntos de servicio locales de esas ciudades, como tiendas de comestibles y comercios minoristas.

Larsson quiere replicar este modelo de embajador, llegando a diferentes comunidades en diferentes ciudades.

Neobank

Larsson define a Majority  no solo como un servicio de fintech si no tambien como un “neobank”, término que se da a los bancos que operan exclusivamente en línea, y que ahora prevalecen en Europa y están ganando fuerza en los EE.UU.

Pero el término que prefiere es una empresa de “tecnología migratoria”, porque se centra en su dedicación a la búsqueda de soluciones para los migrantes. Eso es algo que Larsson ha estado abordando desde 2015 con su anterior empresa, Rebtel, un servicio de llamadas internacionales.

Al igual que sus competidores más cercanos en el espacio de la tecnología migratoria, como Remitly, y World Remit and Transferwise, con sede en Londres, Majority también proporciona servicios de remesas internacionales, como parte de la suscripción, con transferencias ilimitadas e instantáneas sin cargos adicionales. Y ha traído la propuesta central de Rebtel, las llamadas internacionales, al paquete. Importante para que muchos inmigrantes llamen a sus familiares y amigos que pueden no tener acceso a Internet a precios asequibles.

Un modelo exportable

La sede de Majority está en Houston, donde se hablan 140 idiomas y casi el 43% de sus residentes se identifican como no blancos.

Pero no es una sucursal bancaria tradicional, sino un espacio para eventos. Los empleados pueden trabajar desde allí y celebrar reuniones; los embajadores de la marca pueden reunirse con clientes potenciales y actuales; los inmigrantes pueden organizar eventos comunitarios e incluso bodas – todo después de que se levante la cuarentena, por supuesto.

Un centro en Miami está planeado para más adelante este año.

Para Larsson, el modelo de Majority es exportable a diferentes países de Europa, además de Canadá y Australia, todos centros de inmigración.

Pero EE.UU. fue elegido como el primer mercado. Pese a la retórica de la actual administración, América es una tierra de inmigrantes. Eso dio origen al nombre del negocio, ya que la mayoría de alguna manera es inmigrante. “Estados Unidos es un país construido sobre la migración”, dice Larsson. “Así que, para nosotros, era obvio“.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí